solange-a-seat-at-the-table

Solange
“A Seat at the Table”

Top Music

Lanzamiento: 30/09/2016
Artista: Solange
Formato: LP
Sello: Saint / Columbia; 2016
Género: Alternative R&B / Neo-Soul
Por: @_FerGM
iTunes.
Spotify.

Tuvieron que pasar ocho largos años para que Solange compartiera “A Seat at the Table”, su tan esperado tercer álbum. Dicho material utiliza analogías que hablan claramente sobre situaciones familiares, acerca de las mujeres de color y la música de raza negra.

Desde el primer momento, su deseo de potenciar es claro. “Fall in your ways so you can wake up and rise”, ronronea en la apertura de la pista de apertura, “Rise”, mientras que “Weary”, repite una declaración reveladora: “I’m weary of the ways of the world”.

A medida que avanza el disco, la posición social y política de Solange se expresa aún más. “Don’t Touch My Hair”, que cuenta con Sampha, habla de la importancia del cabello en relación con la identidad de las personas negras. En “F.U.B.U.”, con The-Dream y BJ The Chicago Kid, dejan claro su grado de oscuridad y afirma la apropiación cultural de la negritud por el público blanco.

Mientras que para algunos oyentes, la entrega vocal entrecortada podría pasar a segundo plano, el bajo y los arreglos magníficos, hacen que el mensaje de Solange se comunique también a través de los muchos interludios que se incluyen en el disco. Se siente como Solange ha abierto su casa y hogar de una manera que no lo ha hecho antes. En gran parte habla de la experiencia de Solange como una mujer negro, y el álbum se centra en el poder de ser una mujer negro. Ella da voz a su ira, eleva sus compañeros como artistas negros, y crítica a un público blanco que se consume tan ansiosamente el arte negro.

En general, el sonido de este disco no es muy diferente a las ofertas anteriores de Solange. Es una amalgama de géneros donde no hay duda de los elementos de R&B, funk y neo-soul. Sin embargo, la diferencia aquí, es que hay mucho más sustancia detrás de las armonías. Solange ha impregnado este disco con una narración cargada de la experiencia de la raza negra en E.U.A, así como una idea atractiva, muy personal en su propia identidad. En un comunicado de prensa, Solange llamó al álbum un “proyecto sobre la identidad, la autonomía, la independencia, el dolor y la curación”. En este sentido de carácter directo, “A Seat at the Table”, hace la distinción entre el deseo y la necesidad de escuchar a su trabajo.

En esencia, “A Seat at the Table” es una oda a la cultura. Su hermana Beyoncé puede que nos han demostrado lo que sucede cuando la vida te da “limones”, pero Solange ha entrado en su propio camino, donde nos enseña cómo responder cuando la vida te lanza “limas”.

Reseña Panorama
Calificación:
8.7
Compartir

Comenta