Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Radiohead A Moon Shaped PoolRadiohead
“A Moon Shaped Pool”

Top Music

Lanzamiento:
 06/08/2016
Artista: Radiohead
Formato: LP
Sello: XL; 2016
Género: Experimental Rock / Alternative Rock
Por: @Jorge_Mimbrera
iTunes.
Apple Music.

De muchas maneras, Radiohead han logrado ser esa banda que nunca ha estado bajo una perspectiva errónea. Desde “OK Computer” de 1997, han sido una de las influencias más grandes de muchos artistas gracias a su innovadora forma de componer y evolucionar líricamente de acuerdo a temas contemporáneos y problemáticas sociales, abarcando desde el consumismo y la dependencia hacía la tecnología, hasta el terrorismo y empatía política. Dicho esto, su noveno material de estudio y su primero en cinco años no es la excepción. En un sentido amplio, “A Moon Shaped Pool” es el álbum más humano que Radiohead ha creado hasta la fecha.

“Burn the Witch” no sólo fue el primer sencillo del álbum, también resultó ser la canción de apertura, que además de ser una introducción al álbum en sí, sirvió como una especie de advertencia de que la creatividad de Radiohead puede regresar a su época dorada y que por supuesto, siguen siendo aquella agrupación que se ve preocupada por problemáticas sociales. “Abandon all reason”, Thom Yorke canta a través de ambiciosas cuerdas modernistas de Jonny Greenwood, advirtiendo “Avoid all eye contact. Do not react. Shoot the messengers”, y ante todo “burn the witch”.

Se dice que después de la ira viene la calma y eso parece funcionar para Radiohead. Tras una canción de apertura tan ambiciosa y sofisticadamente dramática, viene un bloque en el álbum mucho más soñador que incluye “Daydreaming”, y haciendo alusión a su nombre, es una hermosa balada que a pesar de que una de sus partes trascendentales es el piano triste, resulta ser la melodía perfecta para olvidarse de la realidad, muy similar al estilo de “Kid A”. Una canción de autoexploración llena de adornos orquestales y electrónicos que nos lleva a los lugares más profundos en la mente de Thom Yorke; un recorrido a través del tiempo y pensamientos que tiene como resultado ser parte de uno de los álbumes más personales que jamás haya escrito.

Usualmente, Radiohead utiliza el impacto de sueños y pesadillas en su música para crear sonidos espirituales y en “Decks Dark”, Yorke se acompañó de arreglos que si bien exceden su papel, sirven como un coro dramático que acompaña a líneas como “There’s a spacecraft blocking out the sky”, con el vocal de Yorke sonando aparentemente desinteresado y cansado de su metáfora, a pesar de que en materiales anteriores había tenido líneas similares interpretadas con tonos más frustrados y tensos.

En ciertos momentos, la banda rompe la tranquilidad y se tornan maduramente más enérgicos, momentáneamente oscuros, y Jonny Greenwood presenta guitarras entrelazadas fuera de los ritmos estructurales, pero con un entendimiento magnífico con Yorke que se ve relejado en la canción “Ful Stop”. Con los vocales de Yorke como pieza secundaria, es notable que la producción es un agente trascendental para la apreciación instrumental, que en general es exquisitamente extensa e insaciable. Una vez más, Nigel Godrich se encargó de dicho trabajo, demostrando que su compromiso y entendimiento con la banda puede ser más grande que incluso sus propios problemas. Recientemente, declaró que trabajar en este álbum fue algo muy intenso; él perdió a su padre en el proceso y probablemente le quiso dedicar esta impecable producción.

Mientras tanto, la canción más corta en el álbum es “Glass Eyes”, y a pesar de que el nombre en sí puede hacer alusión a los rumores y morbos existentes del consumo de sustancias extrañas por parte de Yorke, es más bien una alusión a su propia relación. El agosto pasado, Yorke se separó de su pareja por 23 años y madre de sus dos hijos, Rachel Owen, y desde esos momentos, la banda ya trabajaba es este material. “Hey it’s me, I just got off the train”, Yorke canta con posiblemente sus tonos más bajos en el álbum. “I feel this love turn cold”, sonando realmente frío por dentro. Esto no quiere decir que el concepto del álbum se centre en su ruptura, aunque en canciones emblemáticas como “Identikit”, Yorke canta “Broken hearts make it rain” y “When I see you messin’ me around, I don’t want to know”. Sin embargo, en “Present Tense”, canta en tonos muchísimo más frescos “I won’t slack off/ Or all this love will be in vain”.

A diferencia de canciones como “Pyramid Song” de “Amnesiac”, que se centra más en la muerte como un protagonizta activo, en este material vemos a un Thom Yorke más centrado en la realidad y la vida. La canción “The Numbers”, es un tema que habla sobre el apocalipsis provocado por el cambio climático que está por venir. Y no sólo eso, en “Desert Island Disk” se centra en su mismo ser. “The wind rushing ‘round my open heart/An open ravine/In my spirit white”, canta.

Una de las sorpresas más grandes en el álbum fue encontrar finalmente “True Love Waits” grabada en formato de estudio. La canción ha circulado en diversas formas durante más de dos décadas, incluyendo “I Might Be Wrong”, su álbum en vivo 2001. “Esa versión en vivo de mierda”, declaró Nigel Godrich hace unos años sobre la canción, añadiendo: “La intentamos grabar una infinidad de veces, pero nunca funcionó… Como crédito de Thom, él necesita sentir que una canción tenga validación, que tenga una razón de existir como una grabación”. Inquietantemente, pareciera que Yorke tiene un sentido profético: es la perfecta canción para cerrar de una manera desgarradora uno de sus materiales más oscuros. “I’ll drown my beliefs/To have your babies/I’ll dress like your niece/And wash your swollen feet”, canta en la primera estrofa para demostrar explícitamente que es realmente difícil cumplir con el significado literal del título de la canción. Aunque debemos estar agradecidos que él lo cumplió con el hecho de esperar a publicar esta reliquia.

“A Moon Shaped Pool” es una pieza maestra que llegó como el resultado de un Radiohead que no se había visto tan organizado en más de una década; un Radiohead mucho más dedicado al momento de rectificar su sonido, y un Radiohead que nunca se rinde. “A Moon Shaped Pool” es un álbum lleno de verdades simples, instrumentación expansiva, delicada y maduramente oscura, creado por una de las bandas más importantes de nuestra generación; una banda que lo ha visto todo, y que a pesar de eso, su ambición y perfeccionismo los han llevado a ser los androides paranoicos que el mundo necesita.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Reseña Panorama
Calificación:
9.2
Compartir

Comenta