Reseña: Neon Indian – “VEGA INTL. Night School”

1319
Neon Indian - VEGA INTL. Night School
Neon Indian
“VEGA INTL. Night School”

Top Music

Lanzamiento: 16/10/2015
Artista: Neon Indian
Formato: LP
Sello: Mom + Pop / Transgressive; 2015
Género: Chillwave / Synthpop
Por: @_FerGM
iTunes.
Spotify.

Es difícil no sentirse mal por Alan Palomo, el cerebro detrás de Neon Indian, a raíz de la fuga de su tercer disco de estudio, “VEGA INTL. Night School”. El proyecto que ha tardado cuatro años para su fabricación, fue accidentalmente filtrado y entregado en iTunes por un breve período a quienes lo tenían pre-ordenado. Pero a pesar de la desgarradora decepción de Palomo, especialmente después de la excelente campaña previa a la liberación, es seguro que puede estar tranquilo sabiendo que éste material no sólo es la mejor entrega de Neon Indian, es uno de los mejores de todo el año.

“Psychic Chasms” de 2009 y “Era Extraña” de 2011 son muy buenos registros que fueron aclamados en su momento, donde el chillwave ayudado a la estratosfera en temas como “Terminally Chill” y “Deadbeat Summer”. Mientras que en este nuevo LP, Palomo, mostró sus habilidades en el escenario, creando incluso arreglos más exuberantes en su voz. Los cuatro años que han pasado desde “Era Extraña” sólo han permitido a Palomo fortalecer aún más, afinar y enfocar su música.

“VEGA INTL. Night School”, empieza con el remolino caleidoscópico de la belleza de sintetizador en “Hit Parade”, evidenciando que algo es diferente. Hay grandiosidad detrás de cada pista, ninguna se siente singular o como relleno del álbum. Las melodías de Palomo están en su más refinado punto, tanto en los primeros sencillos “Annie” y “Slumlord”, como en la entrega de lo más funky del proyecto, logrando tener una confianza evidente. Su voz es frontal, mixta y central, ya que después de las críticas que “Era Extraña” ocultó su voz y su pasión.

“It’s easy to be the miser/ When no one’s the wiser”, canta con una voz que raya en falsete durante “Slumlord”. Mientras que sintetizadores twinkly cuidadosamente son colocados para hacer esta canción, un banda sonora ideal para un baile de noche. Las secciones rítmicas asimétricas del álbum y el contenido lírico extraordinario también ayudan a diferenciar este LP de muchos de los otros proyectos de synth-funk que han salido en los últimos años, que, a pesar de la diversión en muchos aspectos, le falta gran parte de la profundidad que Palomo trae a esta versión. Canciones como “The Glitzy Hive” y “Dear Skorpio Magazine” son algunas de las mejores letras de Neon Indian establecidas sobre la producción más embriagadora del proyecto.

El brillante trabajo de Alan Palomo, cómodamente asegura su lugar como uno de los mejores artistas de álbumes disponibles en la industria de la música en este momento. Palomo sigue llevando la primera visión de Neon Indian, pero esta más que dispuesto a poner relieve a las contribuciones de los que le han ayudado a llegar a este lugar, con un producto final extraordinario en la mano. Su hermano Jorge ayudó en la grabación del disco, el tono del sonido del álbum, fue mezclado por Alex Epton (XXXChange) y numerosos recortes de sonido fueron tomados de películas de New York.

Pero en última instancia, es la visión de Palomo de Nueva York por la noche, hace de “VEGA INTL. Night School” la obra maestra de synth-pop que es. Habiendo descrito la LP como la puntuación de una película imaginaria que se proyecta en los teatros de mala muerte de la ciudad, Palomo se dedicó a capturar el tono de otro mundo de Nueva York por la noche.

La decepción de una fuga en iTunes es comprensible dada la cantidad de trabajo en la que entró claramente en este disco durante su larga gestación, pero como se dijo antes, Palomo debe estar tranquilo. Esto es, su mejor entrega. Ni un sonido está fuera de lugar, ni una sola pista se mantiene por encima o por debajo de su bienvenida. Cada elemento que hizo una alegría a través de los dos primeros álbumes se ha pulido y mejorado para hacer un disco que realmente debe ser uno de los mejores del 2015 hasta el momento, y todo el mundo debería darse tiempo para disfrutar de el.

Comenta