Kendrick Lamar
“The Heart Part 4”

Top Music

Lanzamiento: 23/03/2017
Artista: Kendrick Lamar
Formato: Sencillo
Sello: Aftermath / Interscope / TDE; 2017
Género: Hip Hop
Por: @_FerGM
iTunes
Spotify

“The Heart Part 4”, la canción que Kendrick Lamar publicó el pasado jueves por la noche, suena como una vista previa de dos cosas. Una de ellas es el cuarto álbum del aclamado rapero de Compton, cuya fecha de lanzamiento se especula en la linea “Y’all got till April the 7th to get ya’ll shit together”. La segunda es un apocalipsis que se muestra en el verso más relevante: “The whole world goin’ mad / Bodies is adding up, market’s about to crash”, ademas de decir que  Donald Trump es “un idiota”.

Dios siempre viene en las canciones de Lamar. Sus primeros dos álbumes, Section.80 y Good Kid, m.A.A.d City fueron fundamentados en narrativas sobre pandillas sobrevivientes y trafico de drogas además de los abusos policíacos de Compton, luego el fantástico jazz de To Pimp A Butterfly, mientras que el EP del año pasado untitled unmastered. lo vio explorar más reinos alegóricos. Pero a lo largo de las fases de su carrera, la catástrofe ha surgido. “The Heart Part 1” de 2010, que hoy en día es una secuela, invocó la profecía de los mayas sobre el año 2012 y To Pimp A Butterfly cerró con una grabación de Tupac pronosticando una brutal guerra racial.

Ahora en “The Heart Part 4” se muestra una frenética energía siempre presente en su voz, mientras que la forma del ritmo y el flujo cambia repetidamente como si no hubiera suficiente tiempo para encajar en todas sus ideas, y el continuo enfoque en reconciliar su éxito material con su sospecha de que la riqueza, el mundo del hip-hop y la propia América es tocada por el diablo. Esa tensión final ha venido cada vez más a la delantera en su trabajo, incluyendo en esta canción.

“The Heart Part 4” es ampliamente hablada como una ortiga de espinas subliminales contra otros raperos, entre ellos Drake, cuyo último lanzamiento, Lamar ahora amenaza con eclipsar. “No digas una mentira sobre mí / y no diré la verdad sobre ti” Lamar canta en el estribillo, interpolando a James Brown. Las presencias aquí son excelentes, con una cuenta atrás divertida (“Uno, dos, tres, cuatro, cinco / yo soy el mejor rapero vivo”), insinuaciones de estado mesiánico y una mención de la “diferencia entre logros y asombros”.

La comunidad de hip hop siempre se distrae con las supuestas dises específicas (los blancos más probables aquí son Drake, Big Sean y Kanye West), pero realmente está amonestando a cualquiera que adopte un enfoque orientado al mercado de su música, escupiendo: “Mira a la multitud, ellos – (nah, no me gusta eso)”.

Los viejos fans se darán cuenta de que este ego era exactamente el tipo de cosa que advirtió en “The Heart Part 2”. Sin embargo, el trabajo de Lamar es tan excitante que en parte va primero complaciendo lo terrenal y luego describiendo el precio espiritual que paga por hacerlo. “No estoy suficientemente santificado para decir que no voy a disparar”, lo que significa que hasta el fin del mundo no puede dejar de luchar. Kendrick sigues y seguirlas siendo el fucking amo del momento.

Compartir

Comenta