interpol-el-pintor

Interpol

“El Pintor”

Lanzamiento: 09/09/2014

Artista: Interpol

Sello: Matador, 2014

Género: Indie Rock

Por: Fer GM

 iTunes.

Spotify.

Al igual que el examen final de matemáticas o de apertura de uno de los regalos del día de Navidad, la felicidad del regreso Interpol es bastante similar. Aunque todavía es visto en algunos círculos como una especie de fenómeno culto, su impacto en esta década y la pasada sólo puede ser igualada por un puñado de otros artistas.

Tuvimos que esperar casi cuatro años, y a pesar de que el bajista Carlos Dengler acababa de salir de la banda, supieron salir con la frente en alto del catálogo de críticas poco entusiastas.  Interpol ha pasado como pasa con muchas otras bandas de éxito: todo el mundo les adora en su primer disco, en torno a su figura la prensa se inventa una nueva escena (la que parecía asegurar que en el barrio de Williamsburg en Brooklyn, Nueva York, había más grupos musicales que habitantes), revolucionan el negocio a su manera –en su caso, explotando unos referentes y una estética que habían permanecido dormidos unos cuantos años (la teoría de los ciclos): Joy Division, The Chamaleons, Echo & The Bunnymen, los colores oscuros y una estética filonazi–, sacan un segundo disco todavía mejor que el primero pero ¡Ay las modas!, los miembros más reaccionarios del apparatchik empiezan a darles la espalda al grito de vendidos.  Aún así Interpol es una de las mejores bandas de Nueva York de los últimos tiempos, podría asegurar que los únicos que los superan son The Strokes por su clásico “Is This It”

Tal vez lo más importante de “El Pintor”  es que se siente la banda más estructurada que antes, aunque si es notable la ausencia de Carlos. La intención y la tranquilidad en la confianza, hacen que hayan vuelto a lo básico en su mayor parte y los resultados fueron sublimes.‘All The Rage Back Home’ es la canción que se encarga de abrir el disco, y ya establecida como una de las rolas favoritas en los shows, desde que la banda tocó por primera vez en marzo y es fácil ver por qué.

Mientras que muchos de los temas aquí parece girar en torno a las relaciones tensas que han tenido en su vida, hay una frescura eminente que rodea el camino. Interpol ejecuta dichas historias sin llegar a ser aburrido o repetitivo. ‘My Desire’ cuanta con la guitarra de conducción de Kessler y cronometraje impecable de Sam Fogarino pasado a primer plano en ‘Anywhere’, otra de las canciones que durante la breve gira de la banda tocó en el Reino Unido hace cinco meses. El track podría ser considerado un primo cercano de ‘Slow Hands’ o ‘Evil’.

Descansando un poco el ritmo, ‘Same Town New Story’ cuenta la historia de una chica que “se siente como si todo el mundo se le viniera encima”. Una vez más, las comparaciones son inevitables con trabajos anteriores de la banda, como “Take You On A Cruise”. Mejor aún es ‘My Blue Supreme’, debido principalmente a la naturaleza esquizofrénica de Banks con sus rangos vocales de graves y su falsete intuitivo. ‘Everything Is Wrong’ se aleja a través de sonido de la guitarra de la firma de Kessler, mientras que ‘Breaker 1’ emerge en medio de un mar de reverberación pesada  del vocal a cuatro acordes post-punk.

“Fuck the ancient ways!” Banks declara desde el principio de ‘Ancient Ways’, tres minutos de punk-rock naciente con un brillo de Brooklyn. En general Interpol han entregado un excelente álbum. Eso no quiere decir que deben dormirse en los laureles, pero al mismo tiempo tienen buenas razones para estar estos últimos tres años orgullosos de sus labores.

Compartir

Comenta