Hamilton Leithauser + Rostam - I Had A Dream That You Were Mine

Hamilton Leithauser + Rostam
“I Had A Dream That You Were Mine”

Lanzamiento: 07/10/2016
Artista: Hamilton Leithauser + Rostam
Formato: LP
Sello: Republic; 2016
Género: Indie Rock
Por: @_FerGM
iTunes.
Spotify.

Con Rostam Batmanglij fuera de Vampire Weekend, será e interesante escuchar a lo que el próximo álbum del grupo va a sonar. Mientras tanto, tenemos la colaboración con Hamilton Leithauser.

“I Had A Dream That You Were Mine”, es un álbum colaborativo que a decir verdad es muy sorprendente, ya que ambos artistas tenían un curriculum con ideas diferentes. El primer sencillo de adelanto, “A 1000 Times”, suena por todos lados como un desecho de “Modern Vampires of the City”, tanto en sonido como en sensación. Tanto es así que los sonidos vocales del ex cantante de The Walkmen, Hamilton Leithauser, y el arreglo de piano recuerdan el verso final de “Hannah Hunt”.

En este sentido, “A 1000 Times” es un candidato indiscutible para uno de los mejores sencillos del año, sirve como un puente entre la obra de Batmanglij con su antigua banda. Este dúo es una sociedad casi perfecta que se ha producido uno de los mejores discos colaborativos del año. Hay una calidad coherente que presta la sensación de un álbum bien pensado en el sentido tradicional, en lugar de una colección de sencillos dispares y pistas de relleno. Este es un paso valiente para cualquier artista contemporáneo en una época en que escuchar música es como visitar un buffet en vez de disfrutar de una comida completa preparada con atención al detalle.

Como un esfuerzo de colaboración, “I Had A Dream That You Were Mine” coloca el foco en ángulo recto de las fortalezas de la pareja. En todo momento, Batmanglij y en varias pistas Leithauser crean arreglos que muestran un aire de sofisticación y profundidad que rara vez se escuchan en los álbumes modernos. Su sorprendentemente y amplio paladar sónico en “In A Black Out” es esencialmente una canción country, mientras que “Rough Going (I Do not Let Up)” sirve como un complemento ideal para Leithauser. Aquí se demuestra a sí mismo como uno de los vocalistas más singulares que trabajan hoy en día.

Dentro de un entorno de banda, demuestran colaboradores afines que conservan sus propias idiosincrasias, mezclando entre sí para formar algo mucho más allá de lo que cualquiera podría haber esperado de sus grupos anteriores. Sin embargo, sigue habiendo elementos de cada uno debido al importante papel que los artistas tenían en sus anteriores bandas. Sin embargo, es una entrega con un alto nivel de seguridad y confianza. Así, a pesar de algunos momentos explosivos, gran parte de“I Had A Dream That You Were Mine” se basa en un ambiente más relajado. Esto le da al álbum un sonido maduro, casi sofisticado que recuerda una época anterior de la música pop.

Dada su dependencia de los instrumentos acústicos en gran medida, hay una calidad orgánica al álbum que lo sitúa más en el finales de los 60 y principios de los años 70 del modelo de pop barroco. Piano, bajo acústico, cuerdas y saxofón, juegan un papel destacado en todas partes, ayudando a dar cuerpo a la sesión que da el concepto del LP.

“1959” con Angel Deradoorian, es una buena manera de terminar lo que probablemente será el álbum de su carrera, tanto para la definición de Hamilton Leithauser y Rostam Batmanglij. “I Had A Dream That You Were Mine” es nada menos hasta ahora lo mejor que han hecho por sí solos.

Comenta