Governors Ball 2014_the strokes

El festival Governors Ball Music 2014 se realizó en la ciudad de Nueva York este fin de semana reuniendo a más de 50.000 personas por cada uno de los tres días que duró. El evento tomó forma en Randall’s Island, dando la opción de poder llegar caminando por un puente, y por medio de un Ferry navegando paralelamente por Manhattan.

El cartel que ofrecía a principios de año prometía tres días con una diversa variedad de artistas, sumándole el plus de que se hiciera en la gran Manzana. Además, consideró tres escenarios abiertos y uno cerrado con música electrónica.

La fiesta comenzó el día viernes con sorpresas como la presentación de Kurt Ville and The Violators, quienes con un sonido bien pulcro y una entrega bien enérgica abrieron los fuegos del festival. En el lado de la electrónica, Washed Out marcó el primer aviso de lo que vendría siendo el Gotham Stage, encendiendo el ambiente y creando una fiesta. Luego vino el turno de Phoenix quienes llenaron el GovBallNYC Stage derrochando buena música y ganándose los aplausos con un setlist plagado de hits. Para cerrar el día, se presentaron en forma simultánea: OutKast y Damon Albarn.

Los norteamericanos hicieron explotar el escenario principal, demostrando que el hip-hop noventero sigue estando de moda en la Gran Manzana y en la cultura estadounidense. Pasaron desde éxitos como “Hey Ya!”, “Ms Jackson”, hasta cerrar con Roses. El multifacético Damon Albarn, quien habría confirmado dos conciertos en suelo chileno para septiembre del presente año, dio una vuelta por sus innumerables proyectos, paseándose por Gorillaz, Blur, The Good the Bad and The Queen y su último y primer álbum solista “Everyday Robots”.

Con una banda compuesta por guitarra, bajo, teclados y batería más arreglos de cuerda y coro gospel. Dentro de las sorpresas se pudo escuchar a Clint Eastwood acompañando de De La Soul marcando el punto más alto del show.

El día sábado fue el peak de asistencia y calidad musical. El regreso a los escenarios de The Strokes marcó el punto alto del día, al realizar un completo repaso por sus grandes hits, y en su propia ciudad. Los de Manhattan se comieron el escenario con grandes temas como “Hard to Explain”, “You Only Live Once” y cerrando con “Last Nite”, dejando al público encendido para lo que sería el cierre del día:  Jack White.

El ex White Stripes fue amo y señor del escenario principal. El artista estuvo acompañado de grandes músicos y la unión de todos ellos, logró un sonido que cautivó a sus fanáticos, y junto al repaso de sus temas personales y los de su anterior banda, hicieron del show una experiencia realmente grata. El setlist incluyó canciones de solista como “High Ball Stepper”, “Sixteen Saltines” y “Freedom at 21”, como también premió al público con temas de White Stripes, como “Cannon”, “Icky Thump”, y sus clásicos “The Hardest Button to Button” y el himno, “”Seven Nation Army.

El día domingo cerró con tres grandes números. Los primeros fueron Foster The People, quienes demostraron un gran crecimiento musical con su segundo álbum “Supermodel”, el cual contiene muy buenas canciones que prendieron al público que los esperó en el escenario principal, como Coming a Age, Nevermind y Are You Want to Wanna Be?, y repasando canciones de su anterior trabajo como Pumped Up Kicks y Color on the Walls.

Luego vino el turno de Interpol, quienes con un sonido bien completo y potente no tuvieron más que deleitar a sus fans con un repertorio bien firme y con una entrega bien agradable. Los también neoyorquinos, armaron una fiesta con C’mere, Evil, y completaron su presentación con Narc, Slow Hands, para cerrar con Obstacle 1.

El show final del festival fue realizado por los dueños de casa, Vampire Weekend. Más que cerrar el festival, demostraron que como grupo en ascenso, no les incomoda tocar en grandes escenarios, y con un sonido bien Indie, cerraron el festival con un show completo, con temas para todos los gustos, y con la tarea del festival ya realizada. La respuesta del público fue totalmente positiva, y con un setlist cercano a las 20 canciones, dieron el adiós a la excelente versión del Governors Ball 2014.

Fotos: Krista Schlueter

Comenta