Reseña: Deerhunter – “Fading Frontier”

1294

Deerhunter - Fading Frontier

Deerhunter
“Fading Frontier”

Top Music

Lanzamiento: 16/10/2015
Artista: Deerhunter
Formato: LP
Sello: 4AD; 2015
Género: Art-Rock / Indie Rock
Por: @Jorge_Mimbrera
iTunes.
Spotify.

A través de los años, Deerhunter han logrado establecer una carrera impecable, emocional y multifacética; considerada como una de las agrupaciones de “indie rock” más importantes de la última década, que muy admirablemente no ha sido encasillada en la política del “indie-mainstream”. Ahora, justamente diez años después de su álbum debut, “Turn It Up Faggot”, Bradford Cox y compañía están de regreso con su nuevo material discográfico llamado “Fading Frontier”.

Este álbum marca una nueva etapa para la banda, sin olvidar la experiencia obtenida en sus producciones pasadas. A pesar de que Deerhunter siempre han sido una agrupación democrática, “Fading Frontier”, al igual que “Monomania” del 2013, es un material que líricamente tiene mucho que ver con  la vida personal de Cox, incluso, resulta inevitable que fuese de otra forma. Sólo como dato, Deerhunter compartió un mapa interactivo con las influencias que tuvieron en este álbum, y fuera de las especificaciones musicales de otras agrupaciones, en primer lugar se encuentra el accidente que Cox sufrió en diciembre de 2014. Esto nos da como resultado un álbum que habla de psicosis, caprichos, reflexiones, y del lento catarsis a través de nuestras propias heridas, todo con bese en dicho acontecimiento traumático para Cox.

Para este nuevo álbum, Bradford Cox, Lockett Pundt, Moses Archuleta, y Josh McKay regresaron a su ciudad natal, Atlanta, GA, y trabajaron en la producción una vez más con Ben H. Allen III, el personaje encargado de producir “Halcyon Digest”, su épico álbum del 2010, y probablemente el mejor de su carrera hasta el día de hoy.

“Snakeskin” fue el primer sencillo que Deerhunter nos presentó de “Fading Frontier”, y muy inteligentemente, es una canción totalmente distinta a las demás del álbum; las comparaciones con el trabajo pasado de la banda y este tema son prácticamente nulas. El sonido en esta canción podría ser catalogado como funk minimalista, dejando a un lado las texturas, y retomando armonías con un peso mayor en los vocales. “I was born already nailed to the cross. I was born with a feeling, I was lost. I was born with the ability to talk. I was born with a snake-like walk”, canta Cox.

En canciones como “All The Same” y “Living My Life”, la instrumentación cuenta con guitarras entrelazadas que evocan melodías similares al pop-rock de los 80’s. Cox, por su parte, habla sobre sensaciones de soledad y resignación. “The darkened stage and the infinite waves. Distance can change fate, I’m out of range again, and I’m living my life”.

“Braker”, además de ser simplemente fantástica, es una canción importante para la banda; en este nuevo tema Cox y Pundt ofrecen sus primeros vocales en dueto, en toda la historia de Deerhunter. Esta composición es probablemente la canción más soñadora en el álbum, y a pesar de eso, la producción está muy bien detallada, la atmósfera que crea es bastante apasionada e intensa, y el sentimiento que evoca es tranquilidad, teniendo como resultado un tema bastante ambicioso con efectos muy similares a los que provocan algunas de sus canciones clásicas como “Desire Lines” y “Agoraphobia”.

A pesar de que “Duplex Planet” es la canción más corta en el álbum, a Cox le fue suficiente para expresa su inconformidad de su hospitalización, tanto es así que es uno de los temas con vocales más territoriales, los cuales son acompañados de sintetizados que en verdad evocan desesperación, “I don’t ever want to go back again to the old folks’ home”, Cox canta de forma suplicante.

Para la increíble e intensa “Take Care”, la banda solicitó ayuda de James Cargill de Broadcast en los sintetizadores y en la manipulación de la cinta. El resultado en su trabajo como colaborador es impecable, sorprendentemente equilibrado entre lo brumoso de las letras de Cox y la sombría instrumentación de toda la canción. La segunda parte de este tema se basa en crear un ambiente instrumental al cien por ciento para llegar a lugares desconocidos que están detrás de tanta tensión.

“Leather and Wood” es la canción más rica en detalles de producción en los vocales, se aprecian bastantes arreglos y juegan con texturas, aunque al dejar a un lado las armonías, puede resultar un poco tedioso por el hecho de no seguir la línea del estilo que había mantenido todo el álbum. Sin embargo, es muy probable que represente los sentimientos que tuvo Cox en el proceso de resignación al seguir vivo después de su accidente. “I’m still alive, and that’s something”, canta Cox.

En “Ad Astra”, Pundt hace un magistral uso de los sintetizadores para crear uno de los pocos temas psicodélicos del álbum, que culmina en uno de los momentos más trascendentes de este material. Y para finalizar el álbum llega “Carrion”, un depresivo y desolado tema en el que Cox recuerda a alguien importante que perdió, acompañado por guitarras melódicas fieles a las estructuras de la canción. “Even though you’re gone, I still carrion”, canta.

“Fading Frontier” es un material constante, durante sus 36 minutos de duración no hay ningún sonido que esté fuera de lugar o en exceso, refleja seguridad como banda, equilibrio entre elegancia y experimentación; hay muchas armonías preciosas, sintetizadores impecables, y vocales reflexivos, todo eso teniendo como resultado en una joya más en la carrera de Deerhunter que marcará este 2015. “Fading Frontier” es un álbum que crece con cada escuchada, es una afirmación de que Deerhunter no ha perdido la intensidad a través de los últimos diez años. Es una evidente maduración, con sonidos gloriosos, más grandes, más claros, más edificantes, más brillantes, conservando el estilo malhumorado de la banda. “Fading Frontier” es un paso adelante en su carrera, y una muestra de que Deerhunter se han convertido en los proveedores más consistentes de art-rock de su generación.

Comenta