Reseña: Bombay Bicycle Club – “So Long, See You Tomorrow”

814

Bombay Bicycle Club – So Long, See You Tomorrow When’s it out

Bombay Bicycle Club
“So Long, See You Tomorrow” 

Lanzamiento: 03/02/2014
Artista: Bombay Bicycle Club
Formato: LP
Sello: Island / Vagrant; 2014
Género: Indie Pop / Indie Rock
Por: @_FerGM
iTunes.
Spotify.

La escena musical en el Reino Unido siempre ha tenido giros inesperados. Algunos de ellos para bien, y algunos otros para mal. No sé si sea algún tipo de maldición, pero cada que les toca tener un muy buen producto para exportar con el mundo, de inmediato se ve opacado por algún otro producto fabricado y manufacturado por su propio imperio: la BBC. La década pasada emergieron muchas bandas que lucían con un futuro prometedor con un excelente debut, las cuales iban desde las más afamadas como Franz Ferdinand y Editors, hasta el otro sector cuyo nombre se refugiaba en los ‘The’ (The Futureheads, The Rakes, The Departure, The etc). Todas esas bandas entregaron algo bueno, no hay ninguna duda, pero después de eso sus carreras se fueron en picada al estar atorados en un universo con el que comenzaron a pensar que con tan sólo imponer su nombre en un titular, de inmediato iban a tener el mismo éxito y atención que con su debut.

En algunas regiones del mundo eso funcionó (México, por ejemplo), pero lo más interesante es que aquellas bandas que fueron naciendo tres años después de ese auge que comenzó por ahí del 2004, y que definitivamente no se esperaba que fueran a contar con una carrera sobresaliente, son las que en la actualidad han estado dándole un giro muy favorable a su estilo de composición, así como a la manera en la que se han venido planteando las cosas a futuro. Algunas de ellas son Foals, Wild Beasts, The Maccabees y por supuesto, Bombay Bicycle Club; esta última en lo personal me ha ido dejando un grato sabor de boca debido a que con “I Had The Blues But I Shook Them Loose” parecían ser una banda destinada a tener la misma suerte de un Maximo Park, pero al entregar “Flaws” algo muy interesante comenzó a suceder dentro de la naturaleza de la banda al ir incorporando ritmos que, aunque no eran capaces de volarnos la cabeza, si dejaban entre abierta la posibilidad de tener un sólido álbum por parte de la banda.

Un año después, entregaron un oasis refrescante que se fue manifestando a través de un cauce con el título de “A Different Kind Of Fix”, en el cual sin volver a entregar algo que fuera perfecto de principio a fin, si contaba con un notable progreso en la forma con la que se van desarrollando las armonías de las canciones al ir incluyendo elementos mucho más tribales, así como tímidos linajes de sintetizador que no fueron expuestos por encima de los delicados tonos vocales que acariciaban la piel en el romanticismo de “Lights Out, Words Gone”. Sin embargo, para su cuarto álbum de estudio Bombay Bicycle Club no sólo se ha refugiado en las diminutas secuencias electrónicas que pueden respaldar un simple acorde de guitarra, sino que en esta producción se dieron el lujo de incluir arreglos de violín, así como ritmos que por lo regular no se pueden esperar de una banda como esta: por ahí hay un poco del impulso del R&B en “Home By Now”, así como una peculiar disonancia rítmica que por lo regular es utilizada por un acto electrónico cliché tipo Major Lazer en “Feel”.

Pero esa fórmula cliché de la música electrónica ha sido utilizada de un modo en el que Bombay Bicycle Club expone un lado intrigante e inteligente con el cual reciclaron esas secciones rítmicas, para transformarlas en algo con lo que sin ningún problema podrían jugar un poco más en el futuro. “So Long, See You Tomorrow” es otra prueba contundente del potencial que tienen estos londinenses; el disco tiene canciones buenas, a secas, y ratos en los que de nueva cuenta proyectan su imagen más entrañable al darle un espacio considerable a su frecuente colaboradora Lucy Rose en “Luna”.

El problema con el disco es que la cantidad de canciones realmente buenas pudieron haber dado como resultado un brillante EP, ya que hay momentos como “Come To” e “It’s All Right” en los que no ocurre gran cosa, así como en “Eyes Off You”, con todo y que hay una delicada armonía con la que Jack Steadman hace uso de su falsete más agudo para entablar un dueto con Rose. Por otro lado, puede que cada una de las canciones sea buena a su manera, pero el cambiar constantemente de estilo (aunque no sea tan radical), de repente hace que la banda se vaya perdiendo en su propio juego, lo cual evidentemente va opacando de forma discreta los momentos más sólidos en la existencia de Bombay Bicycle Club, considerando que este no es su segundo álbum de estudio, y que para ser su cuarta producción ya deberían de tener un porte mucho más definido. Pero esta es una de esas pocas bandas británicas infladas por la BBC y NME que, aunque siguen sin entregar una obra maestra, si tienen una gran virtud: la de transmitir su entusiasmo a la hora de hacer música con un inmenso carisma, y eso siempre se agradece.

Comenta