Reseña: Baroness – «Purple»

1025
Baroness
Baroness
«Purple»

Top Music

Lanzamiento: 18/12/2015
Artista: Baroness
Formato: LP
Sello: Abraxan Hymns; 2015
Género: Stoner Metal
Por: @_FerGM
iTunes.
Spotify.

Es notable que Baroness sigue siendo una gran banda. Mientras estaba de gira en Inglaterra en 2012, sólo un mes después de que el grupo lanzó su gigantesco álbum doble «Yellow & Green», el cuarteto sufrió lo que parecía un accidente fatal cuando su autobús se estrelló contra la baranda y cayó 30 pies. Afortunadamente todos sobrevivieron, pero el frontman fundador y artista de las portadas, John Baizley, se rompió el brazo izquierdo y la pierna, mientras que el bajista Matt Maggioni y el baterista Allen Blickle quedaron con las vértebras fracturadas. Las recuperaciones físicas y mentales eran ciertamente largas. Pero la banda siguió adelante, por lo menos una fracción a pesar del desastre, y ahora vuelven con nuevo disco llamado «Purple».

De inmediato el título del álbum sugiere la curación de una herida, la introspección de mano dura de la banda y la ambición sólo crece a partir de ahí (incluso el grupo formó su propio sello, Abraxan Hymns, para liberar el registro). Baroness durante mucho tiempo han sido considerados una banda de metal, aunque incluso en su «Blue Record» de 2009 se remontan tendencias progresivas y melodías exultantes vocales de Bailey tienden a redondear el borde puro y duro del sonido de la banda (en «Yellow & Green», aún más).

«Purple», es lo más lejos que ha estado la banda del metal. El tema que abre este material es “Morningstar”, el cual comienza con un riff patentado por Baroness, que se transforma rápidamente a una marca pensativa e himno del rock áspero. Sin embargo, ¿Qué define «Purple»? y ¿Que le permite trascender su sonido?, posiblemente sea el tecnicismo y la experimentación con el que la banda ataca la melodía, sobre todo a través de la percusión por parte de Sebastián Thomson (también de Trans Am) y el trabajo de guitarra de los expertos Baizley y Peter Adams.

Las armonías frenéticas crean ruido peculiar que resaltan pistas sólidas como “Try To Disappear”, que también cuenta con un martilleo, interludio soplado a cabo que no se puede dejar de querer más, pero también hay que aceptar que no todo es bueno, ya que en ésta misma pista se encuentra un sinfónico y eléctrico sonido ligeramente molesto, debido por la sobreproducción.

Aún así, a pesar de todo, el resultado es está totalmente inspirador, no sólo por estar haciendo nueva música, sino también por tener la capacidad de hacerlo de una forma realmente buena. Y se puede oír. “Chlorine & Wine”, que incluye riffs de lento galope y letras reveladoras como “And my doctor’s unable to cut through the cable that leads to my mind”, sin problemas puede ser una de las mejores pistas de este material. Pero si algo es cierto, es que es difícil no golpear el puño en el aire y en el pecho mientras escuchamos este LP.

Comenta