Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

arcade-fire-funeral_reseña

Arcade Fire
“Funeral”

Classic

Lanzamiento: 14/09/2004
Artista: Arcade Fire
Formato: LP
Sello: Merge / Rough Trade, 2004
Género: Indie Rock
Por: @_FerGM
iTunes.
Spotify.

No recuerdo cómo los conocí. Supongo que las referencias a su supuesta innovación y calidad me llamarían la atención en alguna revista o página web y comencé a escucharlos. El comentario de Funeral fue uno de los primeros que puse en el blog, pero como nunca he estado contento de cómo me quedó y ahora la repercusión del grupo va en aumento por la salida al mercado del nuevo disco, creo que merece más mi atención y he decidido rehacerla para a continuación preparar la crítica del segundo álbum. Mi opinión no ha variado, aunque sí he afilado bastante la crítica (que la anterior me parecía bastante sosa) para dejar bien claro que, a pesar de ser un grupo que me ha gustado bastante, no puedo estar más en desacuerdo con la etiqueta de obra maestra que mucha gente se empeña en otorgarle.

Arcade Fire es una banda nacida en Montreal (Canadá) sobre el año 2002. La recepción comercial de su primer álbum, Funeral (2004), fue excelente pese editar bajo el sello de una discográfica independiente, superando considerablemente las previsiones de ventas. Sectores de la crítica lo citaron como uno de los mejores discos del año y músicos conocidos han mencionado su nombre y alabado su calidad (David Bowie, Bono…), e incluso han sido denominados como “la mejor banda de la historia”, algo absurdo sólo considerando el número de obras. Algunos oyentes entusiasmados llegan a aclamarlos como el U2 de esta década, lo cual ya me dice todo sobre la poca altura que ostenta el listón de calidad de la música que llega a sus oídos, pues U2 (por supuesto, en mi opinión) es mediocridad bastante aburrida.

Así pues, con este primer disco han entrado por la puerta grande de la historia del rock, una recepción desmesurada y sumamente injusta para el que esto escribe. Es reconocido como un grupo innovador e incluso rompedor, pero lo cierto es que su originalidad no es extraordinaria y queda algo opacada por una ejecución bastante mejorable. La aportación de violines, acordeones y pianos es meramente anecdótica, su presencia es más atmosférica que instrumental, quedando tan solo como un añadido sobre ritmos rock algo predecibles, con lo que más que enriquecer la composición la adornan. Sí, el grupo se expresa con entusiasmo musicalmente hablando, ofrecen un toque propio atractivo y considerablemente logrado, pero están muy lejos de merecer los apelativos de rompedores. Quizá su repercusión se deba a que los seguidores del rock suelen ser bastante cerrados a este estilo musical, como si no hubiera más música en el mundo o si este género fuera el único bueno, y cualquier innovación, por mínima que sea, produce absoluta admiración… siempre que se ponga de moda, claro.

El amplio número de miembros de la banda tampoco brilla de manera singular en la plasmación de las canciones, pues no son artistas virtuosos. Algunos temas en los que se observa cierto vacío instrumental a pesar de estar abarrotados de ellos, otros donde los ritmos no están del todo definidos o se entremezclan… No son errores alarmantes, pero sí alejan a los canadienses de lo que un servidor consideraría un grupo realmente bueno. A continuación realizo comentarios pista a pista, dejando constancia de los aciertos y errores, de la irregularidad que marca la tónica del álbum:

Jugosos acordes de guitarra y piano dan inicio al disco en el tema Neighborhood #1 (tunnels). La voz, eficaz aunque algo forzada cuando grita, desglosa una canción bonita y bien construida, de ritmos rápidos pero no apresurados. Un prometedor comienzo desinflado rápidamente por el esquemático Neighborhood #2 (Laika), con una introducción de los acompañamientos demasiado vista. La instrumentación principal es por contra singular, con sugerente trasfondo de acordeón; pero a la vez los efectos corales entorpecen a pesar de sus buenas intenciones, mientras la batería atosiga con ritmos banales. En su clímax de guitarra y coros se aprecia una grabación de aficionado que necesita con urgencia un buena mejora de producción e interpretación que dé fluidez a cada instrumento.

En la balada Une Année Sans Lumiere huyen del estribillo repetitivo y varían el ritmo hacia la mitad final, acertando completamente en la decisión y consiguiendo un resultado enriquecedor. El potente inicio de Neighborhood #3 (power out) se ve contrastado por el severo vacío instrumental del que hace gala el corte. La agotada voz se acompaña con ritmos muy simples de batería, guitarra y xilófono, y las sonoridades se estorban afeando el conjunto. De nuevo, falla la presunta originalidad: no es más que un parche no muy bien puesto encima de un sonido ya viejo.

Neighborhood #4 (7 Kettles) presenta otro tema de melodías suaves y lánguidas, de ritmos latentes que no terminan de tomar forma y una letra apesadumbrada. No brilla por su complejidad, pero tampoco era necesaria para ofrecer una canción atractiva. El violín, sin ser elemento estrella, acompaña correctamente. En la misma línea sentimental se hallaCrown of Love, uno de los momentos donde la instrumentación está mejor aprovechada y casi la única vez en la que se saca algo de melodía del violín. Bella introducción de piano, buen sentido del ritmo y lograda simbiosis entre la voz y el sinuoso violín.

A continuación tenemos tres temas de estructura similar que no presentan grandes alardes en la composición pero son disfrutables. Los coros hacen de la intensa Wake Up un plato sabroso, aunque de digestión rápida. Algunos tramos, como la parte final, son especialmente interesantes. Falla el cantante, que denota falta de profesionalidad en todo el álbum, pero no echa a perder el tema. En Haiti es la voz femenina la que lleva el mando. Los tenues coros se entremezclan con efectos sonoros, el ritmo es sencillo pero ameno. Una canción bien edificada, pero su fachada no cala hondo durante mucho tiempo. Rebellion (Lies) se mantiene en la línea de los dos anteriores, igual de interesante a pesar de ser más repetitivo. De nuevo buen uso de los juegos corales, con apariciones diseminadas con cuidado a lo largo del tema, y ritmos planos pero aceptables para imprimir fuerza y velocidad.

Cierra la función In the Back Seat, con un inicio que recuerda a Björk y un desarrollo en que el por segunda y última vez se acierta en el uso del violín. Aunque no es un tema muy elaborado sí es una buena forma de cerrar el álbum, con ese tipo de canción lánguida de melodías alargadas que se van perdiendo poco a poco en los últimos segundos. Es de esos temas que casi te obligan a escuchar un disco otra vez para quitarte esa sensación de pérdida que dejan. Quizá, junto al primer corte, lo mejor del álbum.

En conjunto es una obra que ofrece más riqueza de la que cabría esperar de un grupo primerizo, aunque las buenas ideas no consiguen deslumbrar o son notablemente desaprovechadas. Un trabajo bien intencionado en el que la suma entre aciertos y errores ofrece una obra digna, muy interesante y de cierta belleza, pero con importantes lagunas que lo alejan de ser realmente destacable, redonda. Como decía al comienzo, su repercusión es asombrosamente superior a sus méritos. En su momento les di un voto de confianza, esperando que el toque alternativo creciera y moldeara una banda distinta, única, de las que a mí me gustan, y que perfeccionaran su técnica más allá del tono de aficionados que ofrecen, pero no ha sido así, pues su segundo trabajo es más de lo mismo, y a estas alturas dudo mucho que puedan llegar más allá de banda de rock al uso de las que tienen miles de seguidores.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Reseña Panorama
Calificación:
9.5
Compartir

Comenta