Alex Lahey
«The Best of Luck Club»

 

Lanzamiento: 17/05/2019
Artista: Alex Lahey
Formato: LP
Sello: Dead Oceans; 2019
Género: Power Pop / Indie Rock
Por: @luis_fnandz 
iTunes
Spotify

Los proyectos femeninos se han convertido en un parte aguas hoy en día. Cada vez son más las mujeres que se dan a conocer por su gran talento frente al micrófono o bien detrás de algún instrumento. Y no hay nada mejor que la combinación de todo esto y un salto a la nostalgia del rock de principios de la década pasada. Alex Lahey es una cantautora que nos presenta su nuevo material discográfico titulado «The Best Luck Club» el cual posee una gama interesante de sonidos sacados del principio del nuevo siglo.

Este material precede al también excelente disco «I Love You Like a Brother» de 2017. Si bien este último no dista mucho del que nos presenta hoy en día, Alex sabe que se empieza a caracterizar por ese típico palm mute que permea muchas de sus canciones. Con una ligera distorsión en sus guitarras, la cantante de origen estadounidense nos lleva por un disco que comienza de forma explosiva, fortuita. El primer track del disco es «I don’t Invited to Parties Anymore» el cual recuerda a aquellos vídeos donde la banda tocaba en un parque de skate con sus Gibson Les Paul negras debajo de la cintura. El solo a mitad de canción es minimalista y sigue el mismo ritmo que la letra, lo que también lo hace típico de aquella época. «Am I Doing it Right?» es el segundo sencillo que Lahey compartió y es sustancialmente más lento que el primero que compartió. Si bien el palm mute existe durante toda la canción, es una canción que juega mucho con la letra.

«Don’t be so Hard on Yourself» es la canción imperdible de este nuevo material además de ser el primer sencillo que nos compartió Alex. El hecho de integrar un saxofón para terminar el éxtasis derivado de la primera parte de la canción es una muestra de que esta canción vale realmente la pena. Ese solo realizado por el saxofón se polimeriza de forma soberbia con la guitarra. Es imposible no ver ese dueto en vivo y emocionarse. Pero dentro de este mismo torbellino de emoción y éxtasis, hallamos la calma. Un respiro que necesitamos después de haber levantado las manos para externar esa energía. «Unspoken History», «I Need to Move On» o «I Want to Live with You» son una estación de agua fria después de un calor casi sofocante.

Algo que sin dudas recuerda a los Yeah Yeah Yeahs o a The White Stripe es «Misery Guts», ese riff de guitarra al inicio es el que marca el camino. El juez que golpea su mazo y pone orden de aquí en adelante. A Alex parece que le falta espacio para explotar eso que siente y externa mientras canta. En vivo, sin duda, tocaría su guitarra mientras mueve su cabello arriba a abajo mientras toca el estribillo.

Alex Lahey nos demuestra que el indie rock aún es escuchado hoy en día. Que esa triada del rock no está muerta y no todo sebe ser sintético y plástico. Lahey es de esos proyectos que levanta la mano a que aún se puede escarbar en lo que creíamos había desaparecido.

Comenta