mejor banda del año_tame impala

Este 2015, musicalmente hablando, fue un año emocional para el staff de Indie Space. Marcó el regreso de bastantes bandas y artistas después de entregar grandes producciones que a través de los años han crecido junto a este sitio web musical. Este año, particularmente, estamos muy emocionados de compartirles que hemos nombrado a Tame Impala como la banda del año. Sí, en efecto, Kevin Parker y compañía se posicionaron como el grupo más representativo para Indie Space en estos últimos meses con su nuevo material, “Currents”. Pero, ¿qué hace o tiene de especial Tame Impala?

Sabemos que Tame Impala reinventó totalmente e inconscientemente “Currents” ha servido como un antes y un después en su carrera. Evidentemente, Kevin Parker decidió dar un giro total con el sonido tomando como referencia sus dos álbumes anteriores, “Innerspeaker” y “Lonerims”. Sin embargo, la instrumentación y las letras en este nuevo material exponen más que un sonido nuevo para Tame Impala, es una nueva “corriente” en donde Parker nos ha dejado conocer más allá del estereotipo de un artista relativamente famoso. Parker habla bastante sobre sus sentimientos; sobre la frustración, angustia y amargura que cualquier persona puede llegar a sentir en determinados momentos de su vida, exponiéndolo sin caer en ese molesto cliché en el que muchos artistas desafortunadamente invaden. El sencillo “’Cuse I’m A Man” es un claro ejemplo de lo mencionado. Sin embargo, cabe mencionar que dicho tema fue criticado en primera instancia por parecer un tema sexista en donde Parker exponía con alarde su masculinidad, pero en múltiples entrevistas dejó aclaró que el único propósito al que quería llegar era demostrar que sus sentimientos son como el de cualquier hombre. “Cause I’m a man, woman,” canta Parker.

Como podrán recordar, “Let It Happen” fue –inteligentemente– lazada como el primer sencillo del álbum, ya que se encargó de comunicar perfectamente que un cambio se acercaba. El tema explora nuevos territorios para Tame Impala, la guitarra característica de sus primeros materiales quedó atrás en cuanto a la estructura principal, pero absolutamente toma un papel mucho más importante en los arreglos de este tema. Posiblemente son los ocho minutos más ambiciosos de todo el álbum, esa atmósfera llena de sintetizadores y batería progresiva se vuelven bastante intrigantes la primera vez que lo escuchas. Y al parecer, la intriga y ambición fue lo que mejor caracterizó a “Currents”. A medida que se escucha este material, el deseo por explorar y descubrir se tornan bastante grandes, y cada vez que un nuevo tema llega, la canción pasada se convierte en un fenomenal experiencia que sirve para comprender mejor cada segundo que está por venir.

Resulta un poco complejo etiquetar con un género a este nuevo material, es un impulsivo hibrido entre pop-dance y psych-disco. Parker ha demostrado una vez más que su trabajo en la producción es impecable, semejándose a “Yeezus” de Kanye West o incluso “Random Access Memories” de Daft Punk, que cuentan con una impresionante producción. Los arreglos son bastante acertados, la batería es emocionantemente impredecible, los bajos ocupan un lugar mucho más importante y candente dentro de las canciones, las texturas y atmósferas creadas por los sintetizadores continúan siendo ejecutadas increíblemente como en temas de sus materiales pasados, todo esto acompañado por la épica voz de Parker, que muy sorprendentemente logra dominar temas pop a la perfección. En canciones como emblemáticas “The Less I Know Better”, “Eventually”, o “Nags”, la intensidad es el factor crucial que de manera extraordinaria se combina con ritos y texturas soñadoras e hipnotizantes que nos hacen sentir un poder emocional inimaginable en canciones pop.

Kevin Parker nunca había expresado de manera tan concreta su personalidad con una canción, hasta “Yes, I’m Changing”, ya que es una perfecta forma describir no sólo el sonido o las letras de este nuevo álbum, es una forma bastante inteligente de comunicar el sentido que existe entre su vida actual, los cambios a los que se vio sometido en los últimos años, y esos procesos tan difíciles de conocernos a nosotros mismos.

El álbum finaliza con “New Person, Same Old Mistakes”, la canción más larga después de “Let It Happen”, este tema cuenta con brillantes toques de Soul y texturas de R&B, en donde la letra de Parker evidentemente habla del álbum en general, nos cuenta como es sentirse una nueva persona cometiendo los mismos errores de antes, o al menos es lo que expone. Este tema cuenta con líneas en dónde literalmente nos dice que es algo difícil de digerir, pero aclarando que esta “historia” no es muy diferente al resto, incluso encontramos líneas en donde se cuestiona sobre el hecho de saber si está en lo correcto al sentirse una nueva persona. Comparar “Currents” con sus primeros dos álbumes sería algo poco objetivo, ya que no son el mismo género, pero también es bueno hacer comparaciones en otro tipo de características como la producción o las letras. En este nuevo material, ha demostrado que es uno de los mejores arreglistas, productores, compositores y escritores de su generación; muchas de las letras en esta entrega llegan a causar la misma sensación que varias letras de My Bloody Valentine.

“Currents” no sólo es una nueva fase en el sonido de Tame Impala, es el resultado de un sinfín de cambios en la vida de Kevin Parker, ya sean personales o simplemente cambios en su forma de crear música, es grato poder enriquecerse de ellos. Los cambios siempre han sido vistos como un proceso que altera las versiones originales de cualquier suceso o persona. Sin embargo, hay que tener en claro que los cambios no sólo son una infidelidad a nuestro pasado, son actos de esperanza con el futuro y nosotros mismos, son una forma de establecer que las cosas no sólo pueden ser diferentes, sino mejores.

Comenta