Mejor rapero del año - Earl sweatshirt

Continuamos con nuestro #ISConteo2013 esta vez les compartiremos a el mejor rapero del año, que con tan solo 19 años se corono como el mejor gracias su álbum debut “Doris”, superando a Jay Z y Kanye West. A continuación les compartimos una pequeña reseña de este joven con mucho futuro por delante.

¿Quién es Earl Sweatshirt?

La salida del disco Doris este martes 20 de agosto debería dar por concluido uno de los más extraños culebrones en la historia reciente del rap en Estados Unidos. Earl Sweatshirt nació como Thebe Neruda Kgositsile el 24 de febrero de 1994 en Los Ángeles. Hijo de Cheryl Harris, profesora de Leyes en la Universidad de California, y de Keorapetse Kgositsile, un poeta y agitador político de Sudáfrica aficionado al jazz y firme defensor de los derechos de los negros, el futuro rapero creció en un entorno muy rico culturalmente y, sin embargo, desestructurado,desde que su padre abandonara el núcleo familiar para volver a Johannesburgo cuando él apenas tenía seis años.

Esta brecha en la familia está presente en su debut, como muestra en esta reflexión en Chum, uno de sus mejores temas. “Han pasado probablemente 12 años desde que mi padre me dejó, me dejó sin padre. / Y yo simplemente solía decir que le odiaba como una broma hipócrita, / cuando en realidad echo de menos a este negro, como cuando tenía seis años / y cada vez que tenía la oportunidad de decírselo me lo tragaba”.

Lo cierto es que Earl Sweatshirt no tuvo una adolescencia modélica. Pronto se juntó con un grupo de chavales obsesionados con el skate, el rap, las inocentadas burras de la MTV y la comida rápida, que se hacían llamar Odd Future Wolf Gang Kill Them All. Más allá del gamberrismo nihilista del clan, varios de ellos comenzaron a despuntar a través de provocativos vídeos caseros y rimas perversamente magnéticas. El videoclip de Earl, grabado por el artista visual AG Rojas, que ha trabajado con Jack White y Spiritualized, entre otros, y que se publicó en 2010, cuando el cantante sólo tenía 16 años, causaría un gran impacto. La trama es delirante: unos adolescentes se reúnen para ingerir un cóctel de drogas demencial y después se van a hacer locuras con el monopatín. Hay sangre, una uña que deja de formar parte del dedo, vómitos. “Dieciséis, estoy vacío, soy intolerante…/ Intentando descubrir cuándo perdí la moderación./ Mamá a menudo me ofrecía ofertas de paz”, sigue en Chum.

Su madre, al escuchar una cinta con 12 canciones (la mixtape Earl, de 2010) en las que su hijo paladea fantasías sobre violar a chicas, asesinatos y drogas con un lenguaje mórbido e incómodo, decidió mandarle a un internado juvenil en Samoa, una isla del Océano Pacífico Sur. Ahí es cuando comienzan a aparecer sombras en su biografía, teorías paranoicas que apuntan a que el rapero en realidad ha caído en las redes de una secta o que permanece en rehabilitación, mientras sus compañeros de Odd Future dejan de ser tratados como una broma macabra de la contracultura yanqui y se convierten en un fenómeno comercial.

Para cuando Tyler, The Creator, el cabecilla del grupo, aparece en febrero de 2011 junto a Hodgy Beats en el muy influyente show televisivo de Jimmy Fallon interpretando una versión espontánea y alocada de Sandwitches, el paradero de Earl es totalmente desconocido. Será una investigación de la revista Complex la que confirme en abril de ese año que el artista se encuentra apartado en la Coral Reef Academy, un reformatorio en Samoa “para los padres que buscan algo MÁS que la típica experiencia terapéutica”, según reza el lema del refugio para inadaptados.

Aunque su carrera se vea temporalmente paralizada, Tyler (al que Earl considera su “hermano mayor”, pues le saca tres años) y el resto del grupo se dedican a caldear el ambiente en espera de un inminente regreso a través de campañas virales como Free Earl. “Cuando Thebe vuelva, el mundo será nuestro. En serio”, tecleaba Tyler en Twitter. Al fin, en febrero de 2012, Earl Sweatshirt anunciaba su vuelta. “Es como que todo el mundo tiene unas inmensas expectativas puestas en mí”, declaraba el músico en una entrevista reciente con Los Angeles Times. “Dicen: ‘¡Oh, Dios, es el hijo pródigo!’. Pero yo me guío por la confianza que tengo en mí mismo, así que esas cosas no me afectan”.

Desde entonces, los hechos se han precipitado.El pasado viernes 9 de agosto Earl debutó en solitario en el programa de Jimmy Fallon, pero antes, el popular fotógrafo de tendencias Terry Richardson había grabado varias sesiones con todo el clan (el vídeo Oldie, fotos para la revista Vice, ejercicios de freestyle) en su estudio de Nueva York, en las que Earl ya se comportaba como el segundo en importancia del conjunto, sólo a la sombra de Tyler, The Creator.

¿Porqué es el mejor rapero del año?

Es difícil que Doris tenga el apabullante impacto de Channel Orange(2012), el debut de Frank Ocean, otro de los cachorros del grupo, y ya convertido en uno de los grandes talentos del R&B actual. Sin embargo, canciones como ChumBurgundy y Hive sí pueden competir con las de jóvenes MCs de la categoría de Kendrick Lamar y Joey Bada$$. Para ello, Earl Sweatshirt cuenta con colaboraciones como las de RZA (Molasses), el propio Frank Ocean (Sunday) y Tyler, The Creator (WhoaSasquatch) y otros raperos californianos como Domo Genesis, Vince Staples y Casey Veggies, además de Pharrell como productor de algunos cortes. “Su voz se ha vuelto más profunda y el contenido es más duro”, comentaba recientemente Flying Lotus, su gran protector, quien incluso le acompañó como DJ en su debut este año en el festival de Coachella.

“Uh, seamos honestos, porque ciertamente/ con la velocidad a la que crezco no tendrás que acostumbrarte a mí”, se chuleaba el músico enMolliwopped, una canción de 2009 que produjo con el pseudónimo de Sly Tendencies. Cuatro años después, Earl sigue siendo un diamante al que todavía hay que pulir, pero es cierto que cada vez tiene más claro cuáles son sus referentes sonoros (el jazz cósmico vía Sun Ra, ese rap oscuro y tenebroso con bases cortantes y repetitivas, las atmósferasfumetas) y sus intereses líricos (el diálogo introspectivo como vehículo de reafirmación de una personalidad diferente, los pensamientos enfermizos, la provocación, las bromas privadas y las referencias a la cultura basura).

Mucho futuro se atisba para este chaval que, a sus 19 años, ya se atreve a criticar por Twitter el último trabajo del todopoderoso Jay-Z: “Si de verdad te ha gustado Carta Magna, ya puedes dejar de seguirme”.¡

¿Es simple no? Earl Sweatshirt es el mejor rapero del año, y esperemos que siga con este gran talento para que sigan posicionándose en los mejores lujares junto a Kendrick Lamar y Joey Bada$$. Por otro lado los invito a que lean nuestra reseña de su álbum debut “Doris”. Me despido no sin antes preguntarles: Para ustedes ¿Cuál fue el mejor rapero del año? 

Comenta